Archivo de la etiqueta: coerción

El MÉTODO SOCIOLÓGICO DE EMILE DURKHEIM

“La estructura política de una sociedad no es más que: el modo como se han acostumbrado a vivir juntos, los diferentes segmentos que lo componen.”

E. Durkheim
Durkheim

En el texto presente nos adentramos lacónicamente a la resolución de los hechos sociales en cuanto a su método, de modo que, es necesario, primeramente, definir: ¿Qué son los hechos sociales? Y, es preciso puntualizar: ¿Cuáles son los elementos que constituyen los hechos sociales?

Los distintos ámbitos de lo humano están relacionados fácilmente entre aspectos biológicos y psicológicos. En realidad, el problema radica en el aspecto relacional de los individuos que componen una sociedad, así como, las diversas manifestaciones que de ésta emanan, por ejemplo, en la psicología, podemos hablar sobre la manifestación de la conducta y como se la puede verificar en los actos concretos en la relación social, pero estos, no pueden ser considerados hechos sociales, sino fenómenos de índole conductual.

De esta forma, los hechos sociales según Durkheim,  no deben ser tomados como vanos acontecimientos espontáneos surgidos en el seno de la sociedad. 

Su propuesta con respecto a los hechos sociales, introduce en el método sociológico tres elementos fundamentales:

El Fait Social: Cuando llevo a cabo mi tarea de hermano, de esposo o de ciudadano. Al responder a los compromisos que he contraído, cumplo con deberes que están definidos, fuera de mí y de mis actos. Es decir, que parten de lo instituido por el derecho y las costumbres. De igual manera, el creyente, se constituye desde su nacimiento a una estructura de creencias y prácticas que lo anteceden.

En consecuencia, este elemento, conduce a la consideración de que: los fenómenos sociales existen, también, fuera del sujeto, por tanto, el sujeto es un ser de ontología social.

La Coerción: Representa, para Durkheim, la estrecha relación entre el sujeto que se socializa y la sociedad que se encuentra dada. Asegura que el sujeto adquiere, para sí, los diversos parámetros morales que se le imponen. Existen varios tipos de coerción: el primero emerge con la presión dirigida desde el grupo social ya organizado, al individuo en proceso de socialización. La disidencia, se le reprime (tachadura) por la fuerza del grupo, gracias a su nivel de hegemonía. Por otro lado, existe la coerción acompañada de sanciones. Dentro del tipo de sanciones, Durkheim distingue las sanciones difusas y las sanciones organizadas, estas obedecen a una institución, mientras que, las primeras carecen, completamente, de algún órgano regulador y, se manifiesta de  manera indistinta.

Por último, señalamos la conscience collectiveque tiene que ver, con aspectos psíquicos, mediante los cuales, el sujeto interioriza las normas apartando su egoísmo pulsional y, liberándose de sus ataduras; haciendo suyos los delineamientos de la sociedad. De lo contrario, afirmaríamos lo siguiente, en las palabras del sociólogo “estamos condenados a vivir perpetuamente divididos contra nosotros mismos“.

La generalidad e independencia, como elemento doble, dentro del pensar social durkheimiano, entiende que en una primera instancia, existe un factor general que el sujeto social comparte con su grupo ya determinado, y podemos ubicarla de este modo como la consecuencia evidente de coerción, pues, en ese sentido, la colectividad infunde en el sujeto sus propias pautas y normas distintas a las de otros grupos humanos en el mundo;   pero, además, surge el segundo componente de la dualidad que forma este número de caracteres y  es el de la independencia, es decir la acción individual que influye en una entidad plural y que resuena en el sujeto, dando nombre  a lo que denominaremos encarnaciones individuales,  entendidas como: un rico repertorio de variaciones toleradas de orden más bien psicológico.

En consecuencia, los hechos sociales pueden ser observables de manera aislada y de este modo representarlos con exactitud a modo cuantitativo, por ejemplo: tasa de matrimonio, suicidio o natalidad.

Sin embargo, es menester dilucidar que, estás manifestaciones cumplen con un elemento de privacidad que se desarrolla en un entorno colectivo, y que, la reproducción de estas influye en lo social. Por otro lado, al ser estos hechos de interés sociológico, dependen de un factor común señalado como socio-psicológico que puede ser manifestada con la construcción de teorías:

Es hecho social todo modo de hacer, fijo o no, que puede ejercer una coerción exterior sobre el individuo; o, también, que es en general en todo el ámbito de una sociedad dada y que, al mismo tiempo, tiene una existencia propia, independiente de sus manifestaciones individuales“.

E. Durkheim
Anuncios