Archivo de la etiqueta: acción comunicativa

Habermas y la teoría de la Acción Comunicativa

La teoría de la acción comunicativa, es el principio de una teoría de la sociedad, que se esfuerza, por dar razón de los cánones críticos de que hace uso.

Habermas
Habermas

En el presente escrito, se tratan varios puntos desarrollados por Jürgen Habermas en su Teoría de la Acción Comunicativa.

Habermas genera su pensamiento desde el ámbito de la filosofía analítica, de la teoría crítica de la Escuela de Frankfurt y de la sociología empirista.

La propuesta de este autor, es presentar de forma sistemática su teórica de la acción comunicativa, donde intenta desarrollar un concepto de racionalidad, capaz de liberarse, de aquellos, que han sido estructurados por los subjetivistas e individualistas. Construir un concepto de sociedad en dos niveles, que integre los paradigmas de sistema y un mundo de vida; y por último, elaborar una teoría crítica de la modernidad que permita identificar sus deficiencias y patologías, y que, sugiera nuevas vías de reconstrucción en vez de intentar abandonarlo.

Por lo tanto, dice Habermas: “la teoría de la acción comunicativa es el principio de una teoría de la sociedad que se esfuerza por dar razón de los cánones críticos de que hace uso.”1

El Sociólogo y el Cura

Dentro de esta teoría, la “acción” no es considerada como una continuación de la teoría del conocimiento, más bien, como un modo de analizar la realidad, por partes, y no, en forma totalizante. De lo anterior, se deduce que la teoría de la acción comunicativa permite una categorización de las redes de la vida social, con la que se puede dar razón de las paradojas de la modernidad. También, analizar la esencia de las tradiciones e ideas occidentales; ya que, la crisis moderna y los problemas, se acentúan, en el ir y venir entre: el dinero y el poder.

Habermas, para tratar dichos puntos, comienza exponiendo las razones, por la cual, se decide, a elaborar su Teoría de la Acción Comunicativa. Esta se acerca, a la labor de investigar sobre el concepto de razón comunicativa, ya que, se ha caído en la trampa de un planteamiento fundamentalista.

Deja de lado, las particularidades de la realidad, para comprender el fundamento último, del ser, imaginándose a si mismo.

De esto parte el proceso histórico, que la filosofía ha dado a la investigación de la realidad, donde, la racionalidad de las opiniones y de las acciones, son temas que han venido tratándose, por consiguiente: el estudio se centra en la razón, encarnada en el conocimiento, el habla y en las acciones; lo cual, trae como consecuencia que la filosofía tome como unidad la diversidad, a partir, de los principios de la razón y no de la comunicación.No existe el fundamento de un cosmos que comprenda la naturaleza y la sociedad.

Lo que Habermas quiere decir es que, la filosofía, como ciencia de un saber totalizante, sólo basa sus reflexiones bajo la perspectiva ontológica. Es decir, deja de lado, las particularidades de la realidad, para comprender el fundamento último del ser imaginándose a si mismo. Por el contrario, la tradición filosófica se ha vuelto cuestionable por buscar un saber totalizante. De ahí, que se quiera buscar un fundamento de la realidad empírico, ajeno a las consideraciones ontológicas o trascendentales como la idea de Dios.

El concepto de racionalidad comunicativa, que permite un consenso, entre los participantes del habla argumentativa superado la subjetividad inicial.

Habermas tiene una clara visión del pensamiento moderno, que ha dado paso, a las ciencias experimentales y a las filosofías de corte analíticas, fenomenológicas o positivistas. La teoría de la argumentación, sobresale, para tratar de reconstruir las preposiciones y condiciones pragmático-formal del comportamiento explícitamente racional. Esto da paso a que se pierda la autarquía del pensamiento, ya que, se abandona su referencia totalizante. Además que, las ciencias experimentales modernas, ya se fundamentan, bajo perspectivas empíricas , sino por aquellas de corte empiristas.

Después de presentar un bosquejo general de las reflexiones filosóficas, y la evolución histórica del concepto de racionalidad, Habermas, centra la atención en la Sociología, la cual, describe como aquella ciencia que se encarga de los problemas que la Política y la Economía han ido dejando de lado, sólo por querer convertirse en ciencias especializadas.2 Además, es la única que puede abordar sobre el problema de la racionalidad, desde el plano meta teórico, metodológico y empírico por tener pretensiones de teoría de la sociedad.

Argumento

Posteriormente, Habermas da una determinación preliminar del concepto racionalidad, donde dice que, el concepto racionalidad, viene dado por dos direcciones a partir de la concepción cognitiva de un saber descriptivo. Estas direcciones, con las cuales se puede entender la racionalidad son: partir de una utilización no comunicativa de un saber proposicional en acciones teleológicas, donde se toma el concepto de racionalidad cognitivo-instrumental, la cual, permite autoafirmar un mundo objetivo y una adaptación del entorno contingente; por otro lado, si se parte de la utilización comunicativa se considera el concepto de racionalidad comunicativa, que permite un consenso, entre los participantes del habla argumentativa superado la subjetividad inicial. Lo cual, lleva a la unidad del mundo objetivo, y de la intersubjetividad, del contexto, en que se desarrollan sus vidas.

Lo que trata Habermas, con estas ideas es: dar bases a su teoría, para encontrar el significado de modernidad, su finalidad y consecuencias; en un mundo capitalista.

Bibliografía

Habermas, Jürgen, Teoría de la acción comunicativa I. Racionalidad de la acción y racionalización social, Taurus, Argentina, 1989, págs. 9-69.

__________________________

1 Jürgen Habermas, Teoría de la acción comunicativa I. Racionalidad de la acción y racionalización social, Taurus, Argentina, 1989, pp. 9.

Cfr. Ibídem, pp. 19.

Anuncios