Adorno: el Arte como Mímesis y Razón

Nada referente al arte es evidente: ni en él mismo, ni en su relación con la totalidad, ni siquiera en su derecho a la existencia.

Adorno
Adorno

Adorno es uno de los grandes exponentes del pensamiento alemán del siglo XX, representante de la Escuela de Frankfurt y de la teoría crítica que tiene su fuente directa en el marxismo.

Él considera que la Ilustración cuyos objetivos fueron quitar el miedo a los hombres y convertirlos en amos ha cambiado. Es decir, sus objetivos y consecuencias, así como la desproporción que existe entre ellos, tienen su origen en el punto convergente de la racionalidad formal y racionalidad instrumental.

La Ilustración no se percibe pues, como un proceso de iluminación, sino que, ésta misma ha de ser ilustrada, a través de: la interpretación de la realidad en clave materialista, elaborando “artificios” que permitan iluminar los enigmas que la realidad misma propone, es decir, a través de los fenómenos mismos. Sin embargo, ante una realidad que no se adecua a la razón – sino que la quebranta una y otra vez – la filosofía se queda en la realidad irreductible y contingente sobre lo real. Así pues, es que solo podrá interpretar una realidad carente de intenciones mediante la construcción de imágenes a partir de los elementos aislados de la misma.

Para Adorno, el momento histórico, es constitutivo de las obras de arte.

Adorno abordará en su Teoría Estética, la revisión dialéctica y crítica de categorías estéticas tradicionales como mimesis, contenido de verdad, carácter enigmático, apariencia estética y otras. Para esto, la relación sujeto-objeto, no mediada por el dominio (retomando su tesis de la Ilustración) es la que se establece a partir de la afinidad (mimesis) con el objeto, es decir, no hay relación de intencionalidad sino de afinidad. Para Adorno, racionalidad y mimesis han de encontrarse para salvar a la racionalidad de su irracionalidad. “Mimesis es el nombre para esas formas de conducta del ser vivo sensorialmente receptivas, expresivas, que se van acoplando en la comunicación. El lugar de esas formas miméticas de conducta han mantenido un carácter espiritual en el curso del proceso de civilización, entre estas está el arte: el arte es mimesis racionalizada, esto es lo real transformado y objetivado mediante la tekné .

La obra de arte obedece a la subjetividad finita, que parte de la necesidad de expresión, la cual, debe desarrollarse como una ‘verdad autónoma’ (contenido) y una ‘racionalidad constructiva’ (forma) a través de la ‘técnica’. Esta obra contiene inmanencia social en medio de una sociedad capitalista, que se manifiesta a su vez, como ‘expresión del devenir histórico’. Así pues, el arte tiene un doble carácter: autónomo y como hecho social, es decir, que se mueve por la autonomía pero que a su vez retrata la sociedad de la que es producto que sin embargo, se mantiene en el enigma.

El arte es el medio, por el cual, se puede llegar a la perfección frente a la realidad imperfecta; por lo tanto: la Industria Cultural y el Capitalismo, no puede ser pensados de manera dogmática. Para Adorno, el momento histórico, es constitutivo de las obras de arte.

Son auténticas, aquellas obras que sin reticencias y, sin creerse que están por lo alto, cargan con el contenido histórico de su tiempo. Son la historia de su época, pero inconsciente de sí misma; esto las convierte en mediaciones del conocimiento. (…) las obras de arte pueden experimentarse con tanta más verdad cuanto más coincide su sustancia histórica con la del que la experimenta.

Adorno en su oficina

Por lo tanto, lo que el arte es independiente, incluso, de las obras. Formas funcionales, objetos de culto, pueden llegar a ser arte en el transcurso de la historia. Por lo tanto el arte y la historia son parte constitutiva de la comprensión, y por ende, de la producción y la recepción.

«La definición de aquello en que el arte pueda consistir siempre está predeterminada por aquello que alguna vez fue, pero sólo adquiere legitimidad por aquello que ha llegado a ser y más aún por aquello que quiere ser y quizás pueda ser.»

Bibliografía

http://www.unrc.edu.ar/publicar/borradores/Vol7/pdf/Actualidad%20de%20la%20Estetica.pdf

http://www.archivochile.com/Ideas_Autores/adornot/esc_frank_adorno0009.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s